Viernes 18 de enero de 2019

Última actualización07:58:40 AM GMT

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel
You are here Colección Arte Barroco. s. XVII La Insignia de la Cruz

La Insignia de la Cruz

  • PDF
  • Prev
  • 1 of 2
  • Próximo

En el museo se conserva la Insignia de la Cruz, popularmente conocida como "la diablesa" obra realizada por el escultor estrasburgués Nicolás de Bussy.

 Un buen ejemplo de las nuevas formas introducidas a finales del siglo XVII en la escultura española por Nicolás de Bussy es la Insignia de la Cruz, una de las obras de mayor relevancia y más impactante de su producción, un paso procesional lleno de originalidad, encargado por la cofradía del Santísimo Sacramento de la Catedral, para la procesión de Viernes Santo en la tarde que desde la segunda mitad del siglo XVI partía desde la Capilla del Loreto, perteneciente a la seo oriolana.[1]

Este grupo escultórico representa el triunfo de la cruz, signo de la redención, que se alza invicta en los cielos, sobre la tierra, la muerte, reflejada por un esqueleto, el infierno, representado por el diablo con formas de mujer que con la manzana en la boca simboliza el pecado original.

Esta esporádica iconografía que también aparece en la crestería de las cajoneras de la sacristía de la catedral de Murcia, se encuentra inspirada en las actas apócrifas de Pilato en donde se relata que los santos rogaron a Dios que dejase en los infiernos el signo de la cruz como señal de victoria durante toda la eternidad.

Y asimismo todos los santos de Dios se prosternaron a los pies del Señor, y dijeron con voz unánime: Has llegado, al fin, Redentor del mundo, y has cumplido lo que habías predicho por la ley y por tus profetas. Has rescatado a los vivos por tu cruz, y, por la muerte en la cruz, has descendido hasta nosotros, para arrancarnos del infierno y de la muerte, por tu majestad. Y, así como has colocado el título de tu gloria en el cielo, y has elevado el signo de la redención, tu cruz, sobre la tierra, de igual modo, Señor, coloca en el infierno el signo de la victoria de tu cruz, a fin de que la muerte no domine más[2].

La cruz vacía es el elemento principal del grupo escultórico, reina en el cielo, sobre el mundo, aplacando a la muerte y al tiempo, en el infierno. La situación en el paso de la calavera y el diablo con la manzana en la mano todos bajo la Cruz redentora podría tener relación con la calavera de Adán como símbolo del pecado original, relacionado desde el punto de vista teológico con la redención de la cruz de Cristo



[1] CECILIA ESPINOSA, M.: Historia de la Semana Santa de Orihuela, Hermandad de Nuestra Señora de los Pilares de la Soledad, Murcia, 2009.

[2] El evangelio de Nicodemo, Hechos de Pilatos (Acta Pilati)