Sábado 23 de septiembre de 2017

Última actualización07:08:26 AM GMT

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel
You are here Museos que caen en la red

Museos que caen en la red

  • PDF

Twitter y Facebook se han convertido en vehículos de difusión imprescindibles para centros expositivos

Conocer qué se cuece en el Guggenheim de Nueva York o en el Rijksmuseum de Amsterdam o en la National Gallery ya está al alcance de todos a través de las web de cada uno de estos centros. Pero aún hay más. La inmediatez, claridad y abundancia de información en las redes sociales han hecho que Twitter, Facebook o incuso Youtube y Google + hayan ido ganando terreno a la rigidez de las web, como una forma de conectar de forma directa no solo con los usuarios sino también con centros museísticos alejados en kilómetros y en contenidos.
También en la provincia de Alicante estas redes han calado en los museos que han subido un peldaño más en la adaptación tecnológica en un mundo en el que abrir la puerta física de un centro no significa dejar de estar aislado.
Buena prueba de ello es el Museo Arqueológico de Alicante, que desde su incorporación a estas redes a finales de 2010 ha conseguido ya 1.291 seguidores en Twitter, 3.644 en Facebook y más de 200 en Google+. Los usos de estas redes para el MARQ son varios: como un altavoz para comunicar sus actividades; como un foro de conversación y debate, sobre todo consultas; y con la función de blog, para las cosas menos oficiales, como El Crucigramarq, un concurso entre los usuarios.
El encargado de las nuevas tecnologías en la red de este museo es Ignacio Hernández, que asegura que el pasado año el crecimiento mayor se registró en Twitter y que esta red social ha servido para contactar con otros museos. "Nos siguen centros de toda España, como el Prado, el Museo Picasso de Málaga, el Thyssen, la Fundación Atapuerca, la Biblioteca Nacional, el Muvim, el Atrium de Vitoria, el Instituto Cervantes e incluso de otros países como Italia, Argentina, Uruguay...".
Todas esas puertas virtuales han facilitado también la entrada del MARQ en las listas de Twitter elaboradas por el Museo Arqueológico de Cataluña, que cuenta con 55 centros de toda España, y por el Museo Thyssen, a través de Educa Thyssen, en la que el centro madrileño ha incluido a 75 museos de todo el mundo. "De esta manera tienes una relación muy directa con muchas instituciones y puedes intercambiar noticias, comentarios, información sobre lo que hacen y sus actividades, algo que nos ayuda a todos a mejorar y a tomar ideas". Y esto no acaba. "Hay más cosas en las que podemos trabajar, claro, y estamos en ello, como por ejemplo poner en contacto al personal técnico del museo con el público".
El Museo de Arte Contemporáneo de Alicante cuenta con dos perfiles en Facebook, con 430 seguidores, y Twitter, con 482. El objetivo: conectar a los visitantes o posibles visitantes e interaccionar entre museos, "ya que nosotros seguimos en Twitter a 215, la mayoría centros de arte", afirma Mariola Valero, encargada de comunicación.
El MACA se abrió a las redes sociales en julio del pasado año y el contacto es sobre todo con otros centros, con revistas o medios especializados o con instituciones como la Universidad de Alicante, además "las redes sociales nos sirven de apoyo porque algunos seguidores siempre difunden a su vez todo lo que publicamos y consiguen que nosotros lleguemos a más público". En los últimos meses además ha ido aumentando el número de seguidores por las exposiciones temporales que han ido ocupando el centro. "Desde el inicio entendimos que debíamos llevar un control de las redes sociales y que todo lo que se publicara debía ser desde el MACA para que todo fuera veraz".
Hace un año que el Museo Bellas Artes Gravina de Alicante se sumó a las redes sociales y ahora cuenta con 423 seguidores en Facebook y 61 en Twitter, por lo que aún queda camino por recorrer. La directora técnica del centro, Joserre Pérezgil, afirma que su uso es sobre todo como medio para informar sobre el museo y también para contactar con otros centros. Hasta el momento, los frutos se han visto en el intercambio de publicaciones.
El Museo de Arte Sacro de Orihuela también apuesta por las nuevas tecnologías, con 1.514 seguidores en Facebook y 235 en Twitter, además de contar con Google+. El Museo Universidad de Alicante, de momento, funciona a través de las redes sociales del Secretariado de Cultura.

Casa museo del poeta
Una experiencia con Miguel Hernández a través de Youtube
La Casa Museo Miguel Hernández de Orihuela merece una mención aparte. Hace dos años entró en las redes sociales, alcanzando 4.244 amigos en Facebook, 531 seguidores en Twitter y con 370 Pic Badges (herramienta que te permite hacer una chapa con un logo para que se identifique una acción), además de contar con un canal de Youtube, Flickr, Linkedin y Netlog, red social de origen belga focalizada en la juventud. También se ha puesto en marcha un proyecto en Youtube, Cien países por Miguel Hernández, para recoger vídeos de la gente recitando versos del poeta y que los suba a Youtube. De momento ya se ha superado el medio centenar, desde que se puso en marcha la iniciativa a finales de 2010 y se ha establecido contacto con universidades, embajadas y consulados, además de seguidores y expertos del poeta por todo el mundo para que la gente se anime para participar en esta original experiencia. De todo ello se encarga José Manuel López Manresa. "Sabemos que es un proyecto ambicioso, pero las redes sociales nos sirven para abrirnos a otras cosas. A través de ellas hemos conocido a estudiosos del poeta en todo el mundo, han contactado instituciones que querían información... se han abierto muchas vías".

Cristina Martínez, Diario Informacion, 2 de mayo de 2012.