VISITA VIRTUAL

Disfrute de todas las obras del Museo

noticias

Infórmese de las novedades del Museo

Agenda

Consulte el listado de eventos actualizado

Horarios

Decida el mejor momento para visitarnos

Belén Napolitano

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitear
Share on whatsapp
Enviar

En la Sala de Exposiciones Temporales, situada en la planta noble del Museo Diocesano de Arte Sacro, se conserva el Pesebre Napolitano de la Colección Pedrera – Martínez de Orihuela. Obra procedente de Nápoles y adquirida por D. Antonio Pedrera hacia el año 2002 para uso en el ámbito familiar. No fue hasta el año 2015 cuando se expuso por primera vez en el Claustro del S. XVIII de este Museo, con el fin de mostrar al visitante esta auténtica joya. Posteriormente, en el mes de Diciembre del año 2017 se inició la muestra de este Belén con un gran montaje expositivo en la sala de exposiciones temporales, pasando a ser años más tarde una de las obras permanentes más importantes que se pueden contemplar durante todo el año en este Museo y con entrada gratuita en Navidad.

SIGNIFICADO, SIMBOLISMO Y COMPOSICIÓN

La característica principal de este tipo de pesebres es la cantidad de figuras denominadas por los italianos como i pastori y la escenografía, que junto con el fondo conforman, lo llamado Il Plástico. En definitiva, se trata de un compendio de excelentes pastori combinado con la arquitectura, la perspectiva, el paisaje, los accesorios, el ambiente y los atrezzos.

El belén napolitano plasmó muy bien la transformación de las tradiciones paganas en creencias cristianas. Reproduciendo la vida cotidiana de Nápoles del siglo XVIII. Los personajes como vendedores ambulantes, músicos, cortesanos, mendigos, pastores, o agrupaciones como el mercado o la taberna, desempeñan diversos papeles en escenas en las que se funden lo sacro con lo común y lo señorial, donde la Natividad, el coro celestial, el cortejo real de los Magos unido a la vida popular y jaranera napolitana del Setecientos, se integran en un todo a diferencia del belén clásico español. por tanto, se trata de una escenografía teatral, llena de contrastes y colorido.

  • El ambiente rústico y un tanto bucólico que enmarca el anuncio a los pastores materializada en el sueño de Benino.
  • El núcleo urbano que incorpora edificaciones, casas populares, tiendas, posadas y diversos elementos como las fuentes, plazas, callejuelas, etc.
  • Un espacio alto, extramuros, donde se sitúan el castillo o la basílica si los hay, entre otros.
  • El templo clásico derruido en el que se sitúa el Misterio y frente al que se sitúa el cortejo de los Reyes Magos.

En la escenografía del belén napolitano existen muchos elementos que se colocan según una disposición tradicional. La simbología va más allá de la simple representación y encuentra una explicación en las antiguas tradiciones populares. Cada figura y elemento del Belén, representaban a la vez, una característica cristiana y otra pagana.

LA ESCENOGRAFÍA

La escenografía de este Belén ha sido realizada por Mª Teresa Arenas Parra, con ayuda de su hermano Pablo. Está compuesta por varias piezas que se complementan para hacer posible la visualización de este pesebre. Entre ellas, se distinguen tres módulos arquitectónicos donde se recrean escenas típicas de la Nápoles del XVIII, correspondientes a la Natividad, la Taberna, la panadería y 75 figuras con sus respectivos accesorios y animales.

La Lontananza o lejanía, típica en los belenes Napolitanos del setecientos, fue realizada por la artista, especialista en paisaje, Dña. Victoria Sánchez Giner, Dra. en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia y profesora de la Universidad de Murcia, que quiso prestar su creatividad y dejar su huella en este maravilloso conjunto napolitano interpretando un paisaje de montañas, palmeras y huerta de la Vega Baja, dándole el toque contemporáneo y el lugar donde convive y se expone este pesebre en la actualidad.

Con el fin de que el discurso expositivo de esta pieza fuese homogéneo y se entendiera a la perfección los módulos arquitectónicos mencionados se dispusieron en forma de “T” y se añadieron montañas realizadas en poliespan policromado y corcho natural.

Se utiliza siempre para su decoración vegetación natural, así como artificial realizadas a mano para tal fin. Los finimenti o accesorios fueron aumentados para mayor impacto visual del conjunto.

COMPOSICIÓN Y MATERIALES

Modulos arquitectónicos

La Natividad:

  • Arquitectura de dos alturas. En la parte superior, las ruinas clásicas romanas donde se representa La Natividad, en la parte inferior una cueva y al otro extremo la fuente típica de estos Belenes.
  • Medidas de 188 cm de alto x 145 cm de ancho x 105 cm de profundidad.
  • Estructura realizada en madera y corcho natural policromado en alguna de sus partes. Además de terracota para recrear las baldosas de la parte donde se sitúa el Nacimiento, telas y paja.

La Taberna:

  • Arquitectura de tres alturas. La parte inferior está compuesta por la Taberna y carnicería con todo tipo de carnes y embutidos, con una gran puerta de entrada en forja. En la primera planta, vivienda típica del Nápoles del ‘700, con balconada también en forja y con detalles en su interior. En la última planta una terraza, seguramente de la misma vivienda (Fig. 74).
  • Medidas de 210 cm de alto x 141cm de ancho x 1 cm de profundidad. Es el módulo arquitectónico de más altura.
  • Estructura realizada en madera y corcho natural policromado en alguna de sus partes. Además de terracota para recrear las baldosas del interior de la taberna, porcelana para los pequeños azulejos que adornan la pared de la cocina, forja para puertas y balcones.
  • En él aparecen, cinco burgueses jugando a las cartas en la Taberna, dentro de ella, la tabernera junto a la cocina y con un plato de pasta en la mano listo para servir y el tabernero junto a un gran barril de vino. En la parte de la derecha una señora y un campesino con una gran escalera, al lado a un nivel más bajo adaptado para tal fin, otro joven campesino descamisado empujando un gran carro lleno de sacos.

La Panadería

  • Arquitectura de base octogonal de tres alturas. Parte inferior, en una especie de semisótano, la panadería con horno de leña y todos sus accesorios tanto en el interior como en el exterior. En un lateral, un pequeño patio correspondiente a una de las viviendas. En la primera planta vivienda típica de Nápoles en el siglo XVIII, con balconadas de forja en tres de sus lados y en cuyo interior se aprecia una mesa con accesorios decorativos. En la última planta una terraza, seguramente de la misma vivienda
  • Medidas de 138 cm de alto x 143 de diámetro de base.
  • Estructura realizada en madera y corcho natural policromado en alguna de sus partes. Además de terracota para recrear las baldosas del interior de la taberna y las tejas de los tejados, porcelana para los azulejos que adornan el suelo de la entrada a la vivienda, situada en la parte posterior de la panadería, forja para puertas y balcones, madera y tela encolada para los toldos.
  • En esta escena aparecen el Panadero o Fornaio y la Panadera, en el lateral en un pequeño patio una señora y un niño jugando con las tortugas, rodeando el conjunto arquitectónico por el otro extremo, el verdulero, un burgués y pasando el arco hacia el extremo opuesto, una joven junto a la Castañera. Abajo delante de la puerta de entrada a la vivienda napolitana, una mesa con cinco hombres, entre burgueses y nuevos ricos de pie y sentados alrededor de una mesa. En el piso superior, existen tres balcones, en cada uno de ellos una figura, un hombre y dos mujeres con trajes típicos regionales, una de ellas amamantando a un bebé sentada.

María Teresa Arenas Parra

Museo Diocesano de Arte Sacro de Orihuela

BIBLIOGRAFÍA

  • Arenas Parra, María Teresa, Il presepio napoletano de la Fundación Pedrera en Orihuela. Catalogación, Conservación y Restauración, Trabajo Fin de Grado, dirigido por Victoria Santiago y Mariano Cecilia, Universidad de Murcia, 2018.