VISITA VIRTUAL

Disfrute de todas las obras del Museo

noticias

Infórmese de las novedades del Museo

Agenda

Consulte el listado de eventos actualizado

Horarios

Decida el mejor momento para visitarnos

San Miguel Arcángel

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitear
Share on whatsapp
Enviar

El San Miguel Arcángel de Orihuela es sin duda una de las principales manifestaciones de la pintura Renacentista que se conservan en la Península Ibérica. Su re-descubrimiento se produjo en los primeros años del siglo XX por parte de Elias Tomó y Monzo, quien la localizó en el salón del recibir del Colegio de Santo Domingo de Orihuela. Se desconocen los motivos que llevaron a una obra cuya producción es datable a finales del siglo XV a formar parte de un colegio cuya construcción no se produjo hasta mediados del siglo XVI pero, en este sentido, no es descartable la mediación de la potente familia de los Loazes, fundadores de dicho colegio y protectores de Orihuela durante el siglo XVI.

La pieza propone a arcángel en primer plano en actitud de acabar con los tres demonios símbolos del pecado. Su expresión es noble, segura, una metáfora del bien marcada por una gran belleza apolínea de cuidados rasgos y preciosismo en el dibujo. San Miguel, representado en una rica composición dinámica en forma de S, lleva consigo una sugestiva armadura romana al gusto clásico cargada de un refinamiento casi sin precedentes en el panorama levantino, donde el utilizo de elementos preciosistas es comparable con la labor de los miniaturistas del centro-norte de Italia de finales del siglo XV. A ambos lados de la figura principal el autor presenta dos ciudades idealizadas: una gótica , donde no aparece la representación humana, y una renacentista, en la cual el pintor no solo inserta una serie de personajes en actitudes cotidianas a la manera de Mantegna y Francesco de Cossa sino que además en ella aparecen detalles como la decoración de las metopas del templo o la inserción de un crucifijo en el interior de una capilla lateral del mismo.

Atribuido desde la década de 1950 a Paolo da San Leocadio por Diego Angulo Íñiguez, en la actualidad su paternidad se encuentra en discusión por los fuertes paralelismos que la reconducirían al ambiente pictórico del centro-norte de Italia durante las últimas décadas del siglo XV y, tras ser desmantelada de su colocación original, pasar en un segundo momento a la decoración del colegio. La obra pasó a engrosar la colección del Museo Diocesano de Arte Sacro desde 1939.

Pablo López Marcos

Museos municipales de Florencia, Italia

Bibliografía:

Ángulo Iñiguez, Diego. 1954. Pintura del Renacimiento. Ars Hispaniae, Historia Universal del Arte hispánico. Vol XII. Madrid: Editorial Plus Ultra.

Belda Navarro, Cristóbal (Coor.). 2002. Huellas : Catedral de Murcia. Murcia: Caja de ahorros de Murcia, Cat. Exp.

Camón Aznar, José. 1979.  La pintura Española del siglo XVI. Suma Artis. vol. XXIV. Madrid: Espasa-Calpe.

Company i Climent, Ximo. 2006.  Paolo da San Leocadio i els inicis de la pintura del Renaixement a Espanya, Gandía: CEIC Alfons el Vell. 2006.

Condorelli, Adele. 2007. “Paolo de San Leocadio y la familia Borja, en La llum de les imatges, Xàtiva: Generalitat Valenciana. Cat. Exp: 261-279.

De Bosque, André. 1968. Artisti italiani in Spagna dal XIV secolo ai Re Cattolici. Milán: Alfieri & Lacroix.

Cavalca, Cecilia. 2013. La pala d’altare a Bologna nel Rinascimento. Opere, artisti e città. 1450-1500. Milán: Silvana editoriale.

Checa Cremades, Fernando. 1988. Pintura y Escultura del Renacimiento en España, 1450-1600.  Madrid: Manuales de Arte Cátedra.

Garin Ortiz de Taranco, Felipe María. 1978. La historia del arte de Valencia. Madrid: Caja de Ahorros de Valencia.

Gómez-Ferrer Lozano, Mercedes. 2000. “Artistas viajeros entre Valencia e Italia, 1450-1550”. Saitabi: revista de la Facultat de Geografia i Història, Nº. 50: 151-170.

Gómez-Ferrer Lozano, Mercedes. 2010. “Nuevas consideraciones sobre el pintor Francesco Pagano. Departament d’historia de l’art. Universidad de Valencia, nº 19: 57-62.

Gómez-Ferrer Lozano, Mercedes. 2012. “Un nuevo documento sobre la Virgen del Caballero de Montesa de Paolo de San Leocadio y su comitente, el maestre Luis Depuig. Boletín del Museo del Prado, nº 48: 24-33.

Hernández Guardiola, Lorenzo. 1990. “Catalogo de Pinturas» en Gótico y Renacimiento en Tierras alicantinas, Arte Religioso. Alicante: Caja de Ahorros del Mediterráneo – Instituto de Cultura Juan Gil-Abert, Diputación Provincial de Alicante – Patronato Municipal quinto centenario ciudad de Alicante: 145-209

Natale, Mauro (Coor.). 2007. Cosme Tura e Francesco del Cossa. L’arte a Ferrara nell’età di Borso d’Este. Ferrara: CARIFE. Cat. Exp.

Longhi, Roberto. 1934. Officina ferrarese. Opere complete. Florencia: Sansoni (ed.1975).

Post, Chandler Rathfon. 1953. A History of Spanish Painting, Vol XI . Massachusetts: University of Harvard. Harold Edwin Wethey edit.

Sánchez Portas, Javier. 1995. Vida y Obra de Fernando de Loazes. Orihuela: Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Santo Domingo De Orihuela.

Sánchez Portas, Javier. 2003. El patriarca Loazes y el Colegio de Santo Domingo de Orihuela.  Orihuela: Caja Rural Central.

Sanchís y Sivera, José. 1930. Pintores medievales en Valencia. Valencia:Tipografía Moderna.

Sansano Benisa, Juan. 1954. Orihuela, Historia, geografía, arte folklore de su partido judicial. Orihuela: Editorial Félix.

Sgarbi, Vittorio. 2003. Francesco del Cossa. Milán: Skira.

Tormo y Monzó, Elias. 1906. “Un Van Dick, un Zurbarán, un Villacis(?) y un cuatrocentista florentino inéditos y arrinconados por España, en Cultura Hispánica, nº 4: 199-212.

Tormo y Monzó, Elias. Levante. Guías Calpe. Madrid. 1932.

VVAA. 2003. La luz de las imágenes Orihuela.  Orihuela: Generalitat Valenciana. Cat. Exp.