VISITA VIRTUAL

Disfrute de todas las obras del Museo

noticias

Infórmese de las novedades del Museo

Agenda

Consulte el listado de eventos actualizado

Horarios

Decida el mejor momento para visitarnos

La Educación de la Virgen

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitear
Share on whatsapp
Enviar

Esta pintura se inspira en la obra del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, a la que se le añadió la imagen de San Joaquín. En ella, se nos remite a los episodios de la infancia de María, transmitidos a través de los apócrifos. La idea primigenia de Murillo se basaba en la fusión de realidades: el ámbito familiar de la Virgen con su madre, y un rompimiento de gloria del que surgen dos ángeles que proceden a coronar a la Virgen niña.

Las semejanzas con la obra que nos concierne son más que perceptibles, siendo característico del estilo barroco del artista, su tratamiento de los colores, las texturas y los pliegues de las vestiduras entre otros. Destaca la gracia de los rostros de Santa Ana y la Virgen, en contraste con la vejez de San Joaquín.

En su origen, costó 3800 reales y estuvo ubicada al lado del Evangelio del crucero de la Iglesia del monasterio de la Visitación de las Salesas de Orihuela.


Bibliografía:

Portús, J.: Guía de la pintura barroca española, Museo del Prado, 2001, p. 174